CAPÍTULO 2: APRENDER A DECORAR TU HOGAR NO ES TAN FÁCIL

Podemos imaginar nuestra casa ideal y saber todo lo que queremos poner en ella. Pero cuando llega el momento de la verdad, no es tan sencillo. Todos esos objetos y muebles de decoración que nos gustan, juntos no cuadran y crean una mezcla ecléctica y sin sentido… Es en este momento cuando nos damos cuenta de que necesitamos la ayuda de profesionales que nos amplíen nuestro campo de visión y que sobre todo, nos ayuden a dar forma y a crear la estética y el espacio que tanto deseamos. Y que a veces es algo abstracto en nuestra mente, o quizás muy definido, pero que no es tan fácil de materializar.

La funcionalidad y el diseño que queremos para cada uno de los espacios de nuestra casa es primordial. Cada habitación puede que tener uno o varios usos, pero los muebles que se hallan en ella deben satisfacerlos. En un primer momento, la casa iba a tener un espacio multiusos que podría convertirse en una habitación secundaria, un despacho o un dormitorio de invitados… Aunque cuando pensamos en poner el comedor en ese cubículo lleno de luz natural, la idea me fascinó tanto que finalmente es un espacio fijo: el comedor. El pilar de hormigón define claramente el espacio y además se cierra con 4 preciosas puertas de nogal escondidas tras las paredes. No descarto que si viene alguien a casa y se queda a dormir, podamos poner una cama y sacar la mesa y las sillas al salón, jeje.

Es cierto también, que me considero un poco caprichoso y siempre había deseado una chimenea en el salón. Por ello, en mi nueva casa era imprescindible tener una. Así que decidí renunciar a un mueble decorativo de TV con mucho almacenaje en el que poder guardar películas, discos, libros, platos, vasos, bebidas, golosinas, lo típico que hay en un salón… Pero, es por eso que el tema del almacenamiento está cubierto con un armario empotrado muy grande en el comedor. Que en un primer momento iba a ser el armario de la habitación multiusos y que ahora es el armario para todo. Es como un trastero, jeje.

Ahora, lo que yo siempre había tenido claro era que mi casa debía ser elegante, pero moderna. Con cierto toque clásico pero con contrastes muy actuales. Y pensaréis, qué difícil debe de ser lograr ésto y que no nos quede una casa nueva con muebles antiguos, o un conjunto de muebles sin sentido… Es aquí cuando decido contar con la ayuda de expertos, y la verdad, no sabía dónde encontrar todo lo que quería y que contara con asesoramiento. Por lo que pensé en tiendas grandes donde hubiera muebles y lo primero que me vino a la cabeza fue El Corte Inglés. Bendito momento porque ha sido una maravilla. Primero, decir que he tenido una decoradora maravillosa que se llama Amaya de Toledo y es una autentica especialista. Desde el primer momento captó mi esencia. Me preguntó cómo era yo, qué quería para mi casa, cuál era mi estilo, referencias de otras casas para inspirarse, texturas que sí, tejidos y estampados que no, paleta de colores y lo más importante, para qué quería yo los 3 espacios que deseaba que me decoraran. A ésta última pregunta fue a la que antes respondí y le dije: “Quiero que haya muchos asientos y zonas para que la gente pueda sentarse y hablar”. Y tras todo esto, me enseñaron una propuesta que me encajó a la perfección. Es cierto que algún mueble que no me gustaba o con el que no me sentía identificado se descartaba, pero rápidamente se sustituía por otro, que cumplía la misma función y a la vez me entusiasmaba. Porque si hay algo que he aprendido de este proyecto es que cada mueble y cada objeto te tiene que encantar para que todo el conjunto te guste.

Y el resultado es el que váis a ver a continuación. La entrada es ahora una fabulosa zona de paso, pero que a la vez es una biblioteca donde se puede descansar y disfrutar de un buen libro en su chaise longue de cuero. El salón, no tengo palabras para expresar lo bonito y espacioso que ha quedado, cuya pieza clave es la lámpara de araña, que da vida a ese pequeño espacio, donde tomar el té con amigos o unas copas frente a la chimenea, jeje. Por último, el comedor, que a pesar de ser pequeñito, para mí es una de las partes con más protagonismo de la casa por la mezcla de sillas de cuero y plástico, que además de ser comodísimas, aportan un toque mucho más moderno y actual. Por cierto, no perdáis detalle a las cortinas de lino y a los estores que hay en todas las ventanas. Ya no se llevan los visillos, ahora colocamos estores, que además de ser mucho más prácticos, fáciles de usar y limpiar, con ellos graduamos la intensidad de la luz, jeje. Y no me entretengo más y os enseño cómo han quedado estos 3 espacios de Villa Soleada que ha decorado el equipo de Decoración e Interiorismo de El Corte Inglés. A quienes les doy las gracias a todos y cada uno de ellos, por hacer de esta experiencia una tarea fácil, efectiva y rápida, con un resultado impecable y espectacular. Espero que os guste tanto como a mí, mi nueva casa.

IMÁGENES DEL ESPACIO VACÍO TRAS LA REFORMA

PLANO DE DECORACIÓN ACTUAL DE LA ENTRADA, EL SALÓN Y EL COMEDOR

IMÁGENES DEL ESPACIO DECORADO TRAS LA REFORMA

¡ArnyBesos!

PD: En un solo día vinieron, montaron todo y me dejaron la casa de revista. Y hablando de revistas, os dejo AQUÍ el enlace de la publicación INTERIORES en la que esta semana se ha publicado mi pequeña gran Villa Soleada, y donde os dan todas las claves para tener un maravilloso lugar de descanso como el mío.

CARLOS ARNELAS